Acné: sus causas, remedios naturales y algo más…

Acné. Causas y remedios naturales

El rostro es una de las cartas de presentación más visibles que tenemos, lo que sucede en nuestra cara no es tan fácil esconderlo, no podemos ocultar una espinilla así como ocultamos la gastritis, por ejemplo, y es por esto que los problemas del rostro son los que más afectan emocionalmente.

Esconder los “defectos”

Muchas veces la excesiva preocupación o las ganas de “esconder” eso que a nuestro parece, es un “defecto”, provocan  que recurramos a la búsqueda de remedios rápidos, empujados por la idea de que hay que desaparecer el problema cuanto antes. Sin embargo, si nos dejamos llevar únicamente por esta idea, podríamos agravar más el problema, nuestras decisiones podrían llevarnos a resultados no esperados que complicarían más el asunto.

Despacio que voy de prisa

La paciencia es sin duda la mejor amiga para erradicar cualquier mal. Y el acné no es la excepción. Si deseas en verdad dismunir y prevenir más brotes y daños en tu piel, y sin gastar mucho dinero, tiempo y esfuerzo, lo mejor es saber muy bien que es el acné y como puedes empler la naturaleza para desvanecerlo  e, incluso, erradicarlo.

¿Qué es el acné?

El acné, tambien conocido como granos o espinillas, es la consecuencia del exceso de grasa producido por las glándulas de la piel, lo cual se refleja en el rostro con brotes. El acné suele ser un padecimiento que afecta a todas las edades y ambos sexos, es común en la adolescencia, aunque no todos los adolescentes lo padecen. Esto depende, muchas veces, de la genética o de las circunstancias de cada organismo. Esta excesiva producción de grasa se puede deber a varias causas:

Causas del acné

• Desbalance hormonal: las hormonas actúan  produciendo altas cantidades de aceites naturales. La herencia es un factor que contribuye al desbalance hormonal. Durante la adolescencia y la menstruación se tienen gran movimiento hormonal, por eso durante dichos periodos el acné es más susceptible a brotar.
• Medicamentos: las píldoras anticonceptivas o los esteroides, que influyen en el movimiento hormonal,  pueden propiciar acné.
Cosméticos químicos: los cosméticos que contienen aceites minerales podrían desencadenar acné. Hay que preferir, indiscutiblemente, los cosméticos naturales y usarlos siempre con moderación.
• Alimentación: se cree que comer chocolates o productos grasosos propicia el acné. Pero esto no ha sido comprobado.
• Emociones depresivas y de tensión o estrés: las emociones depresivas o de estrés afectan la producción de secreciones glandulares.

Tratamientos naturales para el acné. Todos estos remedios, aunque te parezcan muy snecillos, en conjunto son poderosos elementos para combatir el acné:

  • RELAJACIÓN: si padeces de acné, lo primero que debes de hacer es tratar de relajarte lo más que puedas y no ver el problema como un monstruo.  Si lo ves así, te sentirás mal contigo mismo, te desaprobarás y rechazarás tu imagen, cosa que influye notablemente en tu estado de ánimo y podría propiciar más acné. Así que procura, cada vez que sientas desesperación o enfado por esta afección, pensar que ya estás tomando cartas en el asunto, y que pronto tu cara empezará a lucir con mejor aspecto. Sólo tienes que darle tiempo a que la naturaleza actúe.
  • NATUROPATÍA: para evitar que la infección se propague, hay que usar toallas, bolitas de algodón y lienzos limpios mojados con agua de hamammelis. El agua de rosas es buen tónico también.
  • EVITA CREMAS, TRATAMIENTOS Y POMADAS “RÁPIDAS”: esto es una de las peores cosas para erradicar el acné. Estos productos puede que funcionen de momento y hacerte sentir bien, pero si no erradicas el problema, más tarde podría venir una contra reacción, y agravar el problema. Recuerda que los productos “maravilla” sólo disfrazan de las causas reales.
  • LAVAR LA CARA: tu rostro debe de estar lo más limpio posible pero no debes exagerar. Lo mejor es lavar tu cara dos veces al día (una antes de acostarte) con un algodón empapado en agua mineral y una vez con jabón neutro. Una vez que laves tu cara, puedes aplicar la siguiente mezcla encima de los brotes antes de acostarte: media taza de agua con el jugo de un limón. Aplica sobre cada brote con la yema de tus dedos. Esto te ayudará a secar los brotes más rápidamente y evitará que la infección se esparza. La aplicación de ajo machacado sobre los brotes es un poderos antibiotico y antiséptico también.
  • NO EXPRIMAS: esto ya lo habrás oído muchas veces, pero es que es un consejo excelente. SI exprimes los brotes, lastimarás tu piel y podrías hacerte una cicatriz que difícilmente podrás quitar de tu cara. Además, al abrirse el brote, podría contagiar más piel y podrían surgir nuevos brotes. Lo mejor es aplicar ya sea la mezcla de limón encima o pedacitos de ajo en los brotes (como ya se explicó), de manera que se sequen lo más rápido posible y de forma natural.
  • COSMÉTICOS: lo mejor es que permitas que tu piel respire y se sienta libre de cualquier obstáculo que le impida esto. Así que lo mejor son los cosméticos naturales y usados de una manera moderada. Toma en cuenta que los cosméticos contra-acné podrían volver tu cara dependiente a sus ingredientes. El aceite mineral, utilizado en la mayoría de los cosméticos de tiendas comerciales (por lo general de bajo costo) bloquea los poros de la piel y produce brotes de espinillas, barros y demás. La lanolina (aunque valiosa para la piel), la jalea de petróleo (utilizada en la vaselina) obstruyen los poros. Evita todo cosmético con aromas y colorantes artificiales. Recuerda que tu piel es una forma en la que se liberan impurezas que no se pueden eliminar por las vías normales, si la tapas, podría desequilibrarse su función primordial y podrias sufrir algun otro tipo de intoxicación u alergia.
  • HIGIENE: evita tocarte la cara, sobre todo con las manos sucias, y lava frecuentemente tu almohada para que no se acumulen ahí células muertas.
  • DIETA: tiene mucho que ver en la calidad de tu piel. Quizá no puedas evitar el acné con algún alimento en particular, pero, sin duda, puedes hacer que brote de una forma muchísimo muy suave y disimulada.  Lo mejor son los jugos de zanahoria con apio y alfalfa. Estos jugos ayudarán a nutrir tu piel y a evitar que aparezcan barrito sy espinillas. Debes tomar al menos medio litro de este jugo, fresco y natural, al día. Por las mañanas, debes procurar tomar una fruta o jugo de algún cítrico, de manera que tu sangre e intestinos se depuren. El limón es excelente para combatir el acné, puedes exprimir su el jugo de dos limones en medio vaso de agua tibia y beber diariamente (no comas nada durante 20 min después de que lo hayas bebido). Por otro lado, debes de evitar productos saldos, la leche de vaca y sus derivados, así como embutidos y productos adicionados con azúcar refinada como los refrescos y los panes procesados.
  • DESCANSO: una de las causas que más irritan la piel, la debilitan y la enferman, es la falta de buen descanso. Así que trata de dormir lo más que puedas, sobre todo si estas en la adolescencia, puedes tomarte un té relajante como el de pasiflora, hierbabuena o manzanilla para dormir bien.
  • HERBOLARIA: Una cucharadita de tintura de mercadela diluida en un vaso de agua, o manzanilla (una cucharadita de flores secas de manzanilla cocidas a fuego bajo durante 10 minutos en una taza de agua, tapada), o una manojo de hierbas secas de saúco o lavanda,  (puestas a remojar durante 10 minutos en una taza de agua hirviendo, tapada), son remedios que se pueden utilizar para limpiar el rostro y evitar el acné. La crema de rosa mosqueta natural o la crema de alóe vera son también muy efectivas para humectar y sanar la piel.
  • AROMATERAPIA: puedes utilizar un vaporizador o un baño de vapor herbal para menguar los efectos del acné en tu cara. Puedes aplicar cualquiera de los aceites siguientes, pero antes debes diluirlos en agua destilada muy bien. La proporción es 60ml por 10 gotas de esencia. Los aceites recomendados son: árbol de té, lavanda, azahar, naranja, patchulli y cedro.
  • HOMEOPATIA: se recomienda Kali bichromicum para ayudar a combatir el acné crónico, Sulphur para sanar las pústulas inflamadas o infectadas que tienden a empeorar a con-secuencia del lavado, y Psorinum para tratar infecciones que causan comezón o irritación.
  • PASTILLAS CONTRA ACNÉ:  muchas veces se utilizan antibióticos o anticonceptivos ingeridos, conjuntamente con cremas, para mantener los folículos de la piel limpios. También existen productos a base de vitamina A, que ayudan a que las glándulas sebáceas se reduzcan y produzcan menos aceites. Sin embargo, debes tener cuidado porque este tipo de medicamentos puede tener efectos secundarios severos.

Algo más…

MEDITACIÓN: y como último consejo te recomendamos la meditación curativa. Aunque te parezca muy fuera de coherencia, los pensamientos son las principales causas que afectan e influyen al cuerpo, puede ser positiva o negativamente. Las emociones de aceptación para contigo mismo son curativas y poderosas en todo sentido, así que puedes empezar por cada día tratar de mantener tu pensamiento con palabras afectivas y amigables para ti, evitar criticarte o rechazarte. Este tipo de enfoque mental sin duda ayudará considerablemente a tratar tu piel, sin duda alguna. Pero sólo tú puedes comprobarlo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. febrero 22, 2011
  2. septiembre 2, 2011
  3. noviembre 26, 2012
  4. diciembre 5, 2012
  5. mayo 29, 2014
  6. julio 6, 2014
  7. octubre 20, 2014
  8. marzo 23, 2015
  9. septiembre 29, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR