Acerca del Hidromiel

Hidromiel

La hidromiel es una bebida alcohólica o más bien fermentada, elaborada a base de miel y agua. Esta es una de las bebidas alcohólicas más antiguas, incluso más antigua que el vino o la cerveza, se consumió entre las poblaciones europeas, por los griegos, los celtas y los  sajones. Los griegos le dieron el nombre de melikraton y los latinos la conocían como  mulsum.

Posee propiedades nutritivas y enzimáticas, estas últimas propias  de la fermentación en sí y lo nutritivo por la  miel de  abeja la cual es  un poderoso suero natural que absorbe la sangre en cuestión de segundos.

En la antigüedad existía la tradición entre las parejas casadas de beber hidromiel durante un ciclo lunar después de la boda para conseguir hijo varón. De ahí proviene la tradición actual de que las parejas, después de casarse, se vayan a una “Luna de miel”.

Hidromiel y cultura Maya

En América, en la península de Yucatán, los pueblos mayas solían disolver miel con agua, la maceraban con trozos de corteza de un árbol llamado “balche”, y hacían fermentar este brebaje hasta obtener un licor al que llamaban precisamente Balche, el cual bebían en las festividades tanto religiosas como profanas. Para elaborar esta bebida utilizaban miel de abejas sin aguijón (meliponas), a las que llamaban “xcolecab”.

Elaborar hidromiel

Para elaborar hidromiel, deben emplearse las mieles más dulces, más aromáticas y sobre todo de color más claro. Estas características le aportaran a esta bebida un mayor rendimiento, un color ámbar pálido y un aroma genuino. Cuando se diluye la miel con el agua se crea un líquido poco apto para la fermentación, por lo que es necesario agregar ciertas sustancias para que la mezcla pueda fermentar. Estas sustancias pueden ser jugo de uva u otros frutos, flores o cortezas, las cuales dan como resultado un mosto. La fermentación ocurre por medio de levaduras vínicas, después de haber eliminado por el calor los gérmenes naturales de la miel.

No se conoce con precisión el modo en como se preparaba esta bebida en la antigüedad, sin embargo, el método podría ser muy similar al actual. A continuación se describe brevemente el método que se debe seguir.

Preparación de la Hidromiel

Hay que mezclar las proporciones adecuadas entre miel y agua. La proporción recomendada es entre 25 a 30 kilogramos de miel agregada en aproximadamente 80 litros de agua o la cantidad suficiente de agua para completar los 100 litros. Si se desea una bebida más dulce, habría que agregar hasta 40 kg de miel clara y la cantidad restante de agua pura. Esta proporción produce 100 litros de hidromiel seco con una graduación alcohólica de 10° a 11°.

Se debe tomar en cuenta que cada dos kilogramos y medio de miel por cada 100 litros de la mezcla aumentan aproximadamente un grado de alcohol. No es muy recomendable tratar de obtener una bebida más alcohólica agregando  miel en mayor cantidad, ya que se conseguirá una bebida muy dulce con no más de 12° a 13° de alcohol. La proporción  de 40 kilogramos de miel por 72 litros de agua da como resultado una bebida fermentada dulce.

Una vez que se ha hecho la mezcla apropiada, uno de los métodos de elaboración consiste en calentar el agua en un recipiente de preferencia de vidrio o acero inoxidable y poco a poco agregar la miel al agua caliente, agitando poco. A continuación, hay que agregar algún tipo de fórmula para ayudar a la fermentación de la mezcla. Se puede agregar una mezcla de sales y polen, o por cada 100 litros de hidromiel, el jugo de uvas de preferencia blancas de 5 kg, que estén dulces y bien maduras.

Para agregarlas a la mezcla, hay que lavarlas muy bien, secarlas y hacerlas puré en un recipiente de madera con la mano, procurando extraer todo el jugo. Luego se cuela el jugo y se agrega a la mezcla del mosto.

A continuación, se deja hervir la mezcla por espacio de 8 a 10 minutos a partir del momento de la ebullición, espumando a menudo el líquido y retirando las impurezas que asciendan. Después de haberla hervido, se retira del fuego y se repone el agua justa que se ha evaporado (para esto, basta marcar la altura del recipiente al que llegaba la mezcla al inicio).

Para terminar la fermentación, se debe emplear un barril especial o bordelesa, perfectamente limpio y esterilizado, con una capacidad de entre 100 y 200 litros. Tambien se puede depositar en barrilitos de menosr capacidad. Hay que tomar en cuenta que el barrilito se llenara de mosto hasta sus nueve décimas partes o más. El barrilito debe ser llenado unos dos o tres días antes con agua pura, para que la madera se hinche y a la hora de agregar el hidromiel no haya fugas.

Si se desea variar suavemente el sabor de la hidromiel, se pueden emplear maceraciones de hojas, tallos, flores, semillas, cortezas o raíces, etc.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
5 Comentarios
  1. abril 15, 2010
  2. abril 15, 2010
  3. agosto 14, 2010
  4. septiembre 11, 2014
  5. septiembre 10, 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foro Vida Natural

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR