Acerca de la homeopatía

Esta controversial alternativa de la medicina natural surgió a principios del siglo XIX, en donde  entonces ofrecía una posibilidad más benigna que la medicina de ese tiempo.  Sin embargo, hay quienes se muestran escépticos respecto a los efectos curativos de esta medicina, afirmando que los efectos son meramente placebos, es decir, que actúan en base a una mera sugestión del paciente.

La homeopatía emplea remedios carentes de ingredientes químicamente activos, y está basada en la teoría de los humores hipocrática, basada en el principio de que “lo semejante se cura con lo semejante”, y el principio de de dilución. Los remedios homeopáticos se preparan diluyendo repetidas veces un agente curativo generalmente en tal grado que ni siquiera queda una molécula de la sustancia original.  La forma de administrarse al paciente son en pequeñas grajeas de sabor dulce o en forma de gotas o jarabes que se administran repetidamente durante el día.

La teoría de la homeopatía fue desarrollada por Samuel Hahnemann (1755-1843), un médico alemán. Esta alternativa tiene una amplia y creciente aceptación en las áreas en las que se practica, y es financiada por algunos sistemas de seguridad social. Sin embargo, por ser una medicina empírica, no es aceptada ni reconocida por la ciencia, la mayor parte de los científicos, epistemólogos y filósofos de la ciencia consideran esta medicina como una pseudociencia.

Este sistema de medicina natural surge como alternativa a la agresiva medicina de aquel siglo, la cual empleaba potentes diarreicos y eméticos para purificar al organismo. El nombre de homeopatía proviene de dos raíces Griegas, homoios = similares o semejantes y pathos = enfermedad. Este nombre describe a la perfección la filosofía de esta medicina y su quehacer homeopático: curar lo semejante con lo semejante. Después, el mismo médico que así la bautizara, Samuel Hahnemann, llamó a la práctica médica convencional de esa época alopatía, que significa curar la enfermedad con lo contrario a ella.

Las medicinas homeopáticas provienen de diversas fuentes, entre las cuales encontramos a la vegetal como la más común. Sin embargo, hay medicamentos que provienen de fuentes animales, minerales y químicas.

Todas las medicinas homeopáticas se recetan en base a los síntomas que ellas mismas pudieran causar. Las medicinas homeopáticas han sido probadas con humanos sanos antes de ser prescritas a los pacientes, y la persona a quien se le receta una medicina homeopática recibirá la medicina que en el hombre sano haya logrado causar los signos y síntomas semejantes a los que el enfermo presenta. De esta manera la medicina homeopática estimula el adecuado funcionamiento del organismo, y le facilita al cuerpo su recuperación.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Una Respuesta
  1. julio 2, 2008

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR