7 Remedios Caseros para Bajar la Tensión

Bajar la tensión es crucial para no tener problemas cardiacos. El aumento de la presión arterial, conocida como hipertensión arterial, suele, la mayoría de las veces pasar desapercibido, esto debido a que no provoca síntomas, al menos no perceptibles, no obstante, se trata de una condición peligrosa, pues la hipertensión está estrechamente relacionada con problemas cardiovasculares, incluyendo ataques al corazón, así como con el deterioro cognitivo, accidentes cerebrovascular, aneurismas entre otros.

7 Remedios Caseros para Bajar la TensiónSíntomas de Hipertensión

Los síntomas de hipertensión existen, pero generalmente no se presentan y pocas veces los relacionamos con la presión arterial.

  • Dolor de cabeza, sobretodo en el área cerca de la nuca
  • Nauseas
  • Opresión en el pecho
  • Visión borrosa
  • Mareos

Si experimentamos algunos de estos síntomas sin razón aparente, se recomienda consultar a su médico, además, también se sugiere realizar un chequeo de su presión arterial como parte de su consulta rutinaria si tiene factores de riesgo, como lo son, obesidad, sedentarismo, uso de ciertos fármacos y anticonceptivos.

Bajar la tensión con Remedios Caseros

1. Camina

Son muchos los beneficios de realizar una actividad física regular, de entre los cuales, también podemos incluir el control de nuestra presión arterial. Cuando realizamos ejercicio de forma regular, nuestro cuerpo es más eficiente con la oxigenación, el sistema cardiovascular también se ve beneficiado en general y además nos ayuda a mantener un peso adecuado. Otro de los beneficios del ejercicio es que ayuda a reducir nuestros niveles de estrés.

Caminar es un ejercicio excelente, puedes procurar caminar durante 30 minutos como mínimo 4 días de la semana para mantener la constancia.

2.Modera tu consumo de sal

Una de las indicaciones más importantes cuando hablamos de hipertensión, es el cuidado en nuestro consumo de sal. El sodio en exceso puede favorecer la retención de líquidos y la hipertensión, por lo que es necesario evitar la sal.

Muchas veces ingerimos grandes dosis de sal porque lo desconocemos, creemos que la sal sólo se puede añadir extra  desde nuestro salero, sin embargo, hay alimentos con abundante sal tales como los embutidos, los alimentos procesados, frituras, comida chatarra, semillas como almendras o maní salado, salsa de soja, entre otros.

Se recomienda evitar los alimentos ricos en sal, y también evitar añadir sal en exceso a los alimentos, el salero en la mesa debe ser un hábito que debemos dejar.

3. Consume pimienta de Cayena

Usualmente empleada para dar un sabor picante a los alimentos, la pimienta de Cayena puede tener un efecto positivo en nuestra presión arterial. Se trata de un ingrediente con la capacidad de dilatar los vasos sanguíneos y ayudar a la circulación.

La pimienta de Cayena ayuda a reducir la presión arterial de forma natural, se recomienda utilizar un té con una cucharadita de pimienta de cayena y una vez que esté tibio añadirle una cucharadita de zumo de aloe vera. Debido a que la pimienta puede tener un sabor picante, también puedes incluir la pimienta de Cayena en tu ingesta diaria en forma de cápsulas.

4. Suplemento de Coenzima Q10

La coenzima Q10, se trata de una sustancia similar a las vitaminas que se ha relacionado con la buena salud cardiovascular. Además, existen estudios que demuestran que el consumo de coenzima Q10 puede ayudar a disminuir la hipertensión arterial, favoreciendo niveles de tensión arterial normales.

En diabetes, enfermedad relacionada con la hipertensión, la Coenzima Q10 también puede ser útil para normalizar los niveles de glucosa en sangre. Suele recomendarse una dosis de hasta 300 mg al día. Cabe mencionar que es necesario un consumo de al menos un mes para ver los resultados.

5. Pierde peso

La obesidad es uno de los principales factores causantes de hipertensión, por lo que, si padecemos sobrepeso u obesidad, nuestro primer paso debe ser la pérdida de peso. Se recomienda adoptar una dieta hipocalórica para perder peso.

Llevar una dieta saludable a menudo se acompaña de pérdida de peso, sin embargo, si no sabemos cómo balancear nuestra dieta, puede ser necesaria una asesoría nutricional para que nos indique que cantidades de alimento comer y en qué proporción.

6. Evita las bebidas con cafeína

El café, las bebidas gaseosas y energizantes, así como el té, contienen una sustancia conocida como cafeína, que es excitante del sistema nervioso pero también puede estar acompañada de síntomas secundarios tales como el aumento en la presión arterial. Un consumo moderado suele ser tolerado, sin embargo, por prevención se recomienda evitar su consumo. Si las dejas de tomar te ayudará mucho a bajar la tensión.

7. Incluye alimentos ricos en potasio

El consumo de potasio y otros electrolitos se han relacionado con niveles de presión normales, por lo que es aconsejable incluir en nuestra dieta, alimentos ricos en potasio. Algunos ejemplos de fuentes de potasio son el melón, banana, acelgas, espinacas, patatas, aguacates, coles de Bruselas, etc.

En algunos casos puede ser requerido un suplemento de potasio para cubrir nuestras necesidades de dicho electrolito, especialmente si se han recetado medicamentos diuréticos para combatir la hipertensión arterial.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
11 Comentarios
  1. julio 28, 2015
    • agosto 23, 2015
  2. julio 28, 2015
    • agosto 23, 2015
  3. julio 28, 2015
    • agosto 23, 2015
  4. julio 28, 2015
    • agosto 23, 2015
  5. agosto 19, 2015
    • agosto 23, 2015
  6. septiembre 1, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR